Visitamos la exposición Lanzarote: La Ventana de Saramago